Arcangel Constantini y sus Nanodrizas

El artista mexicano Arcangel Constantini desarrolló un proyecto llamado Nanodrizas, una especie robótica que busca comunicarse e interactuar con su medioambiente. Con forma de platillos voladores estos pequeños robots que se alimentan con energía solar, flotan por ríos y arroyos. Cuentan con una serie de sensores para tomar datos de la contaminación de agua e instrumentos de radiofrecuencia para transmitir e interpretar esta información en tiempo real. Además las Nanodrizas intervienen liberando un cultivo biótico en lagos y estancos que ayudan a mejorar la calidad del agua. Se trata de una solución creativa a problemas medioambientales locales, en este caso la contaminación de ríos y aguas en México.

Arcángel explica que el proyecto lo ideó en 2006 cuando fue invitado a participar de una exhibición en la ciudad de Puebla, que se realizaría en la ex-fábrica de la textilera “La Constancia”. Esta fue la segunda fábrica textil mecanizada en México y una de las más modernas del continente. Entre las implicancias sociales y económicas de la industrialización encontramos graves consecuencias medioambientales. La Constancia dependía del agua para mover las turbinas que ponían en funcionamiento sus máquinas, pero como consecuencia de este mecanismo el río está completamente contaminado.

La idea de Arcángel era crear una serie de robots que pudiera actuar directamente sobre el agua revirtiendo los efectos de la contaminación. No pudo hacerlo en esta oportunidad por falta de fondos, pero aplicó al Premio de Arte y Vida Artificial que organiza la Fundación Telefónica y ganó un incentivo a la producción en el año 2008 que le permitió empezar a trabajar sobre los prototipos. Las Nanodrizas son un sistema modular que se puede ir adaptando y transformando, están desarrolladas con tecnología libre a partir de arduino. Las Nanodrizas serán como máximo trece y actualmente hay siete en producción, Constantini está trabajando con una empresa de diseño automotriz en el fuselaje.

Lo particular de este proyecto es que opera en dos niveles. Por un lado se trata de un proyecto artístico con una importante preocupación medioambiental, que puede ser exhibido en galerías y museos, donde además del registro audiovisual, la documentación y del desarrollo robótico, los visitantes pueden con unos goggles de realidad aumentada ver lo que capturan las cámaras de video que las Nanodrizas llevan consigo. Pero además el proyecto desarrolla una acción concreta sobre el medio ambiente, proponiendo una solución experimental y creativa al problema de contaminación de las aguas.

Victoria Messi
Noviembre de 2010

Be Sociable, Share!

    Deja tu comentario:

    Leave a Reply

      

      

      

    You can use these HTML tags

    <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>